Medioambiente


El Dióxido de Cloro se ha aplicado al ser humano, a los animales y en menor extensión a las plantas, cuyo concepto yo ampliaría al Medioambiente, ya que la planta depende de su suelo de su agua edáfica, bacterias y toda clase de microorganismos.

De momento parece ser que debido a la evaporación del Dióxido de Cloro, su aplicación en plantas es dificultosa y los resultados no son tan satisfactorios como los obtenidos en el ser humano y en los animales.

Pero el aspecto positivo, es que si demostramos que el Dióxido de Cloro, tiene un efecto positivo sobre las plantas, podríamos generalizar el efecto oxidante-controlado del Dióxido de Cloro, a todo el ámbito de la Naturaleza. Y me hace recordar un enunciado de la Macrobiótica, que nos dice que la Naturaleza está actualmente Yinizada y que tenemos, en el caso de los humanos, por ejemplo, debemos tomar alimentos Yanguinizantes, como, sal marina, legumbres, semillas, etc.…

Quizás las plantas también requieren una Yanguinización del medio en el que viven a través de ese efecto oxidante-controlado.